Belleza desde el principio

Desde hace más de 145 años, Shiseido define el concepto de belleza y despliega su conocimiento e influencia en todo el mundo. Somos una compañía elegida por un devoto grupo de seguidores y creemos que al lograr un sentimiento de identificación en quienes nos eligen, podemos hacer de la belleza una fuerza positiva en todo el mundo y conducir a la próxima generación hacia el futuro con una sensación plena de autoconfianza.

Nos encanta descubrir la belleza y compartirla. Creemos que la belleza va mucho más allá de lo que el ojo puede percibir: la belleza es sensible a la naturaleza, al clima, a la luz y el color, a los cincos sentidos y a las numerosas y complejas circunstancias de la vida misma.

Encontramos belleza en todo el mundo. Encontramos belleza a través de la investigación y el desarrollo. Encontramos belleza en las ciencias y en las artes. Encontramos belleza en las relacionamos que entablamos, en los productos que fabricamos y en nuestra manera de involucrarnos en el mundo.

En Shiseido la belleza no es una imagen, es un sentimiento y cuando este sentimiento se comparte, podemos imaginar un mundo que, en pocas palabras, es mejor. Valoramos la belleza que surge de la diversidad y que se aprecia en toda la humanidad. Comprendemos que la vida seguirá presentando sinsabores, por eso vemos la belleza como un antídoto, un refugio, una sensación que vale la pena compartir: creemos que la belleza es una fuerza unificadora.

Shiseido. Compartiendo belleza desde 1872.


El origen de nuestro nombre

Arinobu Fukuhara estaba trabajando como jefe de farmacia en un hospital naval a la temprana edad de 23 años cuando él y sus colegas, también de 20 y tantos años, fundaron la primera farmacia de estilo occidental de Japón.

Su motivación surgió a partir del descontento con la medicina disponible en el mercado por ese entonces, mientras que su inspiración fue "tomar todo lo bueno de este mundo y utilizarlo para crear cosas nuevas".

El nombre "Shiseido" fue elegido por el joven farmacéutico con base en palabras de un pasaje del I Ching: Do (堂): "hogar de" y Shi Sei (資生): "donde todo nace". El pasaje completo dice lo siguiente: "Alaba las virtudes de la tierra, pues allí es donde todo nace".


La camelia

En 1915, el hijo de Arinobu, Shinzo Fukuhara, se convirtió en el primer presidente de Shiseido. Antes de unirse a la compañía, Shinzo estudió arte en Europa y fue profundamente influenciado por la sofisticada belleza del Art Nouveau.

En su calidad de fotógrafo y artista, fue el mismo Shinzo quien creó el simbólico logotipo original donde aparece una flor de camelia, un diseño que reflejaba su aspiración a crear cosméticos de prestigio mundial desde Ginza, Tokio.

Reflejo de su visión y talento, el diseño de Shinzo sigue siendo el mismo actualmente (con sutiles ajustes que se hicieron a lo largo de los años) y la camelia ("Hanatsubaki") ha permanecido como símbolo del compromiso de Shiseido con la belleza.


Compartiendo belleza
a través de las artes

Shiseido ha cultivado y promovido las artes desde el primer día. La familia fundadora tenía un profundo deseo de combinar el arte con la ciencia y su gran valoración del arte, la cultura y el diseño de Europa se reflejó en la trayectoria de la imaginería de Shiseido a lo largo de los años.

Mediante la inauguración de la Shiseido Gallery en 1919, Shiseido continuó apoyando y promoviendo a prometedores artistas japoneses. Considerada la más antigua galería de arte que aún funciona en Japón, este lugar ha llevado presentado más de 3,100 exhibiciones, muchas de las cuales fueron el debut público de artistas que posteriormente realizarían importantes aportes a la historia del arte japonés. La familia Fukuhara también estuvo vinculada al desarrollo de la fotografía como forma de arte en Japón.

En Kakegawa, la Shiseido Art House exhibe la vasta colección de arte y diseño contemporáneo de Shiseido, algo que hace desde 1978.

El premio Hanatsubaki Award for Contemporary Poetry se implementó en 1983 con el objetivo de "Realzar el poder de las palabras para comunicar belleza".


Descubriendo belleza a través de la investigación y el desarrollo

Shiseido inauguró su primer centro de investigaciones en Japón en 1916. La compañía se había hecho el firme propósito de redefinir la belleza y descubrir nuevas tecnologías y metodologías para valorar la belleza partiendo desde el interior. Debido al arduo trabajo llevado a cabo, actualmente existen centros de investigación en China, Tailandia, EE. UU. y Francia. Shiseido se ha posicionado como una autoridad en lo que respecta a piel y tratamiento, además de convertirse en líder de las investigaciones fundamentales en el campo de la dermatología.

Shiseido demuestra una empatía genuina al comprender el modo en que los clientes conciben la salud y la belleza, junto con su efecto en las emociones humanas. De este modo, expresa su continuo deseo de transmitir el mensaje de que la belleza se percibe con los cinco sentidos.

Shiseido supera los estándares de la industria en lo que respecta a calidad del producto, pruebas y fórmulas; además, los ingredientes naturales que utilizamos son purificados según nuestros propios y elevados estándares antes de incluirlos en cualquier fórmula.

En 2000, todas las fábricas de Shiseido obtuvieron la certificación ISO14001. La compañía tiene un especial interés en concientizar continuamente sobre la importancia del medio ambiente y en lograr la erradicación de pruebas en animales.